El Naturalista Digital

noticias . sostenibilidad . medio ambiente . Región de Murcia . fauna . naturaleza . vegetación . flora

11/06/2005

INFORMES REALIZADOS EN LAS UNIVERSIDADES DE ALMERÍA Y POLITÉCNICA DE MADRID PERMITEN CONSTRUIR MILES DE VIVIENDAS Y UN GOLF DENTRO DE UN LIC Y ZEPA

La Consejería de Medio Ambiente afirma que según la Fundación Global Nature, “la actuación prevista no afecta cualitativamente ni a la ZEPA ni al LIC y que no se produciría una afectación significativa a la Red Natura 2000”.

Estas son las conclusiones a las que ha llegado la Consejería de Industria y Medio Ambiente de Murcia al aprobar el pasado día 24 de octubre de 2005 la declaración de impacto ambiental de la modificación del Plan general de ordenación urbana de Águilas en el paraje de La Cerrichera, firmada por el Director General de Calidad Ambiental, Antonio Alvarado Pérez.

Según la declaración de impacto, se trata del informe denominado “Estudio de Afecciones y Evaluación Propuesta de repercusiones a la red natura 2000 de la modificación puntual del plan general de ordenación de Águilas de la finca la Cerrichera”, cuyo autor según indica la declaración aprobada es el Dr. Francisco Gómez Mercado, profesor titular de Biología Vegetal y Ecología de Universidad da Almería.

Segúin indica asimismo la Declaración de Impacto Ambiental, ese mismo día 24 de octubre se presentó también al órgano ambiental el documento denominado “Evaluación de Repercusiones a la Red Natura 2000 del Proyecto de Modificación Puntual del Plan General para urbanización con campo de golf de la finca La Zerrichera en el término municipal de Águilas”, cuyos autores son Antonio Prieto Rodriguez, Catedrático de Universidad de Dasometría Ordenación de Montes y Valoración Agraria, José Antonio Saiz de Omeñaca González, Profesor titular de Universidad de Patología Forestal y Conservación de Maderas Universidad, y Elena Vega Revenga Colaboradora en Departamento de Ecología y Gestión Forestal, todos ellos de la Universidad Politécnica de Madrid.

Los informes redactados en las Universidades de Almería y Politécnica de Madrid fueron aportados al órgano ambiental por el Ayuntamiento de Águilas el día 24 de octubre, y a este a su vez por el promotor urbanístico Grupo Hispania, que presumiblemente lo encargaría a sus autores.

Ambos documentos técnicos realizados en dichas Universidades, son los que permiten el mismo día 24 de octubre que se reciben afirmar al Jefe del Servicio de Calidad Ambiental, José Ignacio Sánchez Gilabert, que el proyecto urbanístico “no afectará de forma apreciable a la integridad del LIC “Sierra de la Almenara” y ZEPA “Sierra de la Almenara, Moreras y Cabo Cope”.

La declaración de impacto ambiental ignora absolutamente el informe elaborado en agosto de 2004 por los técnicos de la Dirección General del Medio Natural, con el visto bueno del Director General Carlos Brugarolas, en el que se concluye que “La actuación urbanística propuesta se considera INCOMPATIBLE con la conservación de los valores naturales presentes en la zona objeto de la actuación, causando, de realizarse, un daño permanente, de alta intensidad e irreversible en los valores que tienen las figuras de protección mencionadas. Por lo tanto la ejecución del complejo residencial y terciario turístico objeto de este informe se considera inadecuado en lugares que cuentan con una protección específica (LIC o ZEPA) como en este caso.”

Según la DIA, en el expediente consta también documento de fecha 8 de agosto de 2005 realizado, según se dice literalmente, “por la organización ecologista Fundación Global Nature denominado "Informe sobre la situación ambiental del paraje la Cerrichera (Águilas)" en el que se destaca entre otras, que la finca objeto de estudio se ha dedicado principalmente al cultivo intensivo de lechuga; además dadas las características y los usos a los que se ha destinado así como sus servidumbres actuales se encuentra fuertemente antropizada; considerando que la actuación prevista no afecta cualitativamente ni a la ZEPA ni al LIC y que no se produciría una afectación significativa a la Red Natura 2000”.

El Grupo Inversor Hispania S.A. también está implicado en el intento de recalificación de una zona de la Sierra de Escalona (Orihuela, Alicante), mediante una propuesta propuesta urbanística (el llamado “PAU 21”) donde Hispania S.A. plantea la construcción de 4.200 viviendas sobre una masa boscosa de pino carrasco afectando a aproximadamente 100 hectáreas de masa forestal que de este modo desaparecería, según la plataforma para la defensa de la sierra de Escalona, que asegura que este sector debería incluirse en el LIC colindante.