El Naturalista Digital

noticias . sostenibilidad . medio ambiente . Región de Murcia . fauna . naturaleza . vegetación . flora

11/30/2005

ALEGACIONES AMBIENTALES AL NUEVO PLAN GENERAL DE ALHAMA DE MURCIA

Primera: El proyecto es ilegal porque no incluye en esta fase junto al proyecto un “estudio de impacto ambiental” (Artículo 3 del Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio).

La legislación básica estatal dispone que el proyecto que esté sometido a evaluación de impacto ambiental debe ser sometido a información pública junto con el estudio de impacto ambiental:

Artículo 3 del Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental: 1. El estudio de impacto ambiental será sometido, dentro del procedimiento aplicable para la autorización o realización del proyecto al que corresponda, y conjuntamente con éste, al trámite de información pública y demás informes que en el mismo se establezcan.

Este artículo tiene el carácter de legislación básica sobre protección del medio ambiente, de acuerdo con lo establecido en el artículo 149.1.23 de la Constitución (DISPOSICIÓN FINAL TERCERA).

Lo establecido al respecto por la Ley del Suelo de la Región de Murcia no se adecua a ni dicha legislación básica estatal ni al derecho comunitario.

La tramitación del proyecto sin tener en cuenta desde el primer momento y sin poner a disposición del público el estudio de impacto de forma simultánea viola lo previsto en la Directiva

En efecto, el apartado 2 del artículo 6 de la Directiva 97/11/CE del Consejo de 3 de marzo de 1997 por la que se modifica la Directiva 85/337/CEE relativa a la evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente, dispone que «Los Estados miembros velarán por que toda solicitud de autorización así como las informaciones recogidas con arreglo a lo dispuesto en el artículo 5 sean puestas a disposición del público interesado en un plazo razonable a fin de dar al público interesado la posibilidad de expresar su opinión antes de que se conceda la autorización.».

Al no someter al público el proyecto junto al estudio de impacto, y proseguir la tramitación de aquel sin esperar a que el público pueda expresar su opinión medioambiental a la vista del mencionado estudio, se produce un quebranto objetivo de los principios de participación, precaución, anticipación y transparencia que informan la mencionada Directiva.

Al permitirse que se pueda proseguir la tramitación del proyecto sin tener en cuenta los aspectos medioambientales del mismo, al dilatar su consideración a una fase final y aparte, especial, del procedimiento, se corre el riesgo objetivo de que los objetivos de la Directiva no sean cumplidos, ya que esta exige claramente que (Artículo 8) “Los resultados de las consultas y la información recogida en virtud de los artículos 5, 6 y 7 deberán tomarse en consideración en el procedimiento de autorización de desarrollo del proyecto.»

Al permitirse que el trámite de información pública del estudio de impacto ambiental se realice mucho después que la aprobación inicial e incluso definitiva del proyecto, y su traslado al órgano competente para aprobarlo (Consejería competente en materia de Urbanismo del Gobierno de la región de Murcia), se impide en la práctica que se tomen en consideración adecuadamente los resultados de las consultas al público, por ejemplo, en cuestiones tan básicas como la existencia y análisis de alternativas.

SEGUNDA: El proyecto viola lo dispuesto en el R. D. 1997/1995, de 7 de diciembre, y la Directiva de Hábitats, que exigen una evaluación de repercusiones sobre la red Natura 2000 e impiden proyectos que afecten negativamente a la Red si hay alternativas viables.

El Plan General aprobado inicialmente no está siendo sometido que sepamos a una evaluación de repercusiones sobre Natura 2000, tal como obliga el artículo 6 del Real Decreto 1997/1995, de 7 de diciembre, por el que se establecen medidas para contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres, y la DISPOSICIÓN ADICIONAL CUARTA del Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental.

Al permitirse que el proyecto sea aprobado inicialmente e incluso que pueda ser elevado a la Consejería de Urbanismo antes de que las autoridades competentes en materia de Natura 2000 puedan examinarlo, se está violando pues lo dispuesto en la Directiva Directiva 92/43/CEE, del Consejo, de 21 de mayo, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres, que dispone que “Cualquier plan o proyecto que, sin tener relación directa con la gestión del lugar o sin ser necesario para la misma, pueda afectar de forma apreciable a los citados lugares, ya sea individualmente o en combinación con otros planes o proyectos, se someterá a una adecuada evaluación de sus repercusiones en el lugar, que se realizará de acuerdo con las normas que sean de aplicación, de acuerdo con lo establecido en la legislación básica estatal y en las normas adicionales de protección dictadas por las Comunidades Autónomas, teniendo en cuenta los objetivos de conservación de dicho lugar”.

Dicha disposición tiene según la DISPOSICIÓN ADICIONAL PRIMERA el carácter de norma básica, dictada al amparo del artículo 149.1.23 de la Constitución.

Al permitirse que el proyecto sea aprobado inicialmente sin efectuar y poner a disposición del público y de las autoridades competentes en Natura 2000 una información suficiente sobre las posibles repercusiones del Plan en la Red Natura 2000 de espacios protegidos, se corre el riesgo objetivo de que las decisiones del Plan no tengan en cuenta las exigencias de conservación de dichos Lugares, como de hecho sucede según el análisis efectuado en el apartado siguiente.


Tercera: La clasificación del suelo urbanizable en la zona colindante con el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de especial protección para las Aves (ZEPA) de los Saladares del Guadalentín perjudicará la integridad de dicho Lugar.

La Comisión Europea conoce bien los saladares del Guadalentín ya que la falta de protección de los mismos a través de la aprobación definitiva del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales conllevó la anulación del contrato LIFE y la devolución por la Hacienda de la Región de Murcia de los fondos recibidos.

El Plan general aprobado por el Ayuntamiento de Alhama de Murcia considera como urbanizables sectorizados (US/14/06 y US/14/07) una fracción muy importante de su parte central, lo que puede conllevar un aumento de los fenómenos de fragmentación y aislamiento que deterioran este espacio. Además, estas nuevas zonas urbanizables se sumarán igualmente al desarrollo de un gran polígono industrial (en una parte ya aprobado en el Plan General anterior) que dificultará la conexión ecológica entre las mitades norte y sur de este frágil espacio.

Como bien conocen también los servicios de la Comisión Europea, el valle central del Guadalentín está propuesto como Área Importante para las Aves por SEO/BirLife International en el Inventario que el Tribunal de Justicia de las Comunidades han aceptado como documento técnico de referencia.

La designación como ZEPA realizada en 2001 por el Gobierno de Murcia cubrió una parte pequeña, notoriamente insuficiente, de la superficie total que dicho Inventario científico determinó como necesario para asegurar la supervivencia de la especies del anexo I de la Directiva de Aves.

Debe retirarse del Plan General la propuesta de clasificación como suelo urbanizable sectorizado sectores US/14/06 y US/14/07, o bien que alternativamente, por prudencia se clasifiquen como suelo urbanizables no sectorizados, sometiendo su sectorización y planeamiento de desarrollo a una evaluación ambiental específica, de acuerdo con lo previsto por la DISPOSICIÓN ADICIONAL SEGUNDA de la mencionada ley, en su número 1, letra d.

Los Planes Parciales, de cualquier uso, cuando así lo exigiera expresamente el Plan General Municipal de Ordenación por actuar sobre áreas próximas a suelos no urbanizables protegidos, y los Planes Parciales de uso industrial que se formulen para suelo urbanizable sin sectorizar, estarán sometidos a evaluación de impacto ambiental.

Otro motivo para rechazar estos sectores de suelo urbanizable sectorizado es que puede haber una amplia posibilidad de alternativas de ubicación de nuevos suelos urbanizables en el municipio de Alhama que no afecten a este espacio protegido.

Se trata además de una zona del término municipal muy vulnerable a las inundaciones, como de hecho revela la propia existencia de los Saladares y sus ecosistemas estepáricos y criptohumedales, ramblas, etc.

Por todo ello no se puede entender que se pretenda tomar esta decisión si puede haber otros sitios del municipio que no presenten tantos riesgos de alteración de los espacios naturales más frágiles de la Región y peligrosos para la gente por inundaciones.

A todo esto se suma que otra zona también colindante al espacio, denominada UNS/20/00, terminaría por colmatar urbanísticamente la zona sur de los saladares, separando casi totalmente la parte de la rambla de las Salinas y otras reductos de vegetación natural, de la parte del Río Guadalentín.

La clasificación como suelos urbanizables, sectorizados o no sectorizados, de una superficie muy extensa inmediatamente colindante con el LIC y la ZEPA, poner en serio riesgo su supervivencia a largo plazo, son lugares peligrosos para la gente por inundaciones y existen alternativas más adecuadas en otro lugares del municipio que no han sido adecuadamente analizadas.

Debe clasificarse como suelo no urbanizable protegido la franja de terreno situado entre la rambla de las salinas y la autopista del Mediterráneo, ahora propuesta como suelo urbanizable sectorizado (US/15/04) a la altura del polígono industrial, siguiente la misma figura marcada por el suelo no urbanizable protegido NUPP/26/04.

Debe suprimirse el nuevo vial de alta capacidad que desde la intersección de la carretera de Fuente Álamo con la autopista del Mediterráneo, cruzará primero la rambla de las Salinas (LIC y ZEPA, zona de conservación PRIORITARIA) e iría paralela y a muy poca distancia de la citada rambla de las Salinas, favoreciendo también el desarrollo de la zona urbanizable sin sectorizar UNS/20/00.

Se propone en particular la supresión de dicho vial de circunvalación de Alhama, cuya única justificación aparente es precisamente favorecer el desarrollo de las zonas inmediatamente colindantes con la rambla de las Salinas (US/15/04 y UNS/20/00).

En caso de que se mantenga no obstante, se propone alternativamente que se ajuste su trazado a muy poca distancia y en paralelo a la autopista del Mediterráneo, siguiendo precisamente el corredor de infraestructuras previsto en el actual Plan general y que el Plan ahora aprobado suprime y pervierte.

Cuarta: Falta de motivación del tratamiento diferenciado del borde sur de la Sierra de Carrascoy. Riesgo de impactos de difusión de las urbanizaciones próximas.

No se justifica en el documento desde el punto de vista ambiental por qué a la parte sur de Carrascoy, declarado como LIC y Parque Regional, se le priva del área de respeto o franja de amortiguación que en la parte occidental si se establece a base de suelo No Urbanizable NUPP/25/02.

Llama la atención además que esta desprotección de terrenos actualmente incluidos en el Plan Especial de Protección del Medio Físico de Carrascoy y El Puerto, aprobado en 1985, se haga justamente en una de las partes del municipio que sufrirá un mayor desarrollo urbano y residencial.

Quinta: Graves riesgo de impacto ambiental de algunos viales, en especial sobre LIC y ZEPA.

Cabe reiterar e insistir en lo señalado anteriormente en cuanto a que se suprima el nuevo vial de alta capacidad que desde la intersección de la carretera de Fuente Álamo con la autopista del Mediterráneo, cruzará primero la rambla de las Salinas (LIC y ZEPA, zona de conservación PRIORITARIA) e iría paralela y a muy poca distancia de la citada rambla de las Salinas, favoreciendo también el desarrollo de la zona urbanizable sin sectorizar UNS/20/00.

Se propone en particular la supresión de dicho vial de circunvalación de Alhama, cuya única justificación aparente es precisamente favorecer el desarrollo de las zonas inmediatamente colindantes con la rambla de las Salinas (US/15/04 y UNS/20/00).

En caso de que se mantenga no obstante, se propone alternativamente que se ajuste su trazado a muy poca distancia y en paralelo a la autopista del Mediterráneo, siguiendo precisamente el corredor de infraestructuras previsto en el actual Plan general y que el Plan ahora aprobado suprime y pervierte.

Sexta: Propuesta genérica acerca de suelos no urbanizables protegidos por el planeamiento.

Se propone la clasificación sistemática como suelo no urbanizable protegido por el planeamiento de todas las zonas colindantes con espacios naturales protegidos, o bien alternativamente y según los casos se supedite al sectorización a la creación de generosas franjas de amortiguación del orden de al menos centenares de metros lineales.

Séptima: Oposición a la clasificación de grandes superficies de suelo urbanizable sectorizado.

Hay que oponerse a la sectorización de amplias superficies de suelo residencial en la parte sur y oriental del municipio, por no estar asegurados los recursos hídricos y las infraestructuras de todo tipo que permitirán un adecuada gestión ambiental de tales nuevos núcleos urbanos.

Deben retirarse por ello los suelos US/14, en especial los US/14/02-01 y 02-02.