El Naturalista Digital

noticias . sostenibilidad . medio ambiente . Región de Murcia . fauna . naturaleza . vegetación . flora

2/10/2005

NUEVA GOLFADA MEDIOAMBIENTAL DEL MINISTERIO DE CRISTINA NARBONA

LA VERDAD, Jueves, 10 de febrero de 2005

LORCA
Las obras de la autopista causan decenas de bajas en la población de tortuga mora
Vecinos del Garrobillo y la Marina de Cope alertan de que peligra la colonia

Advierten también de la destrucción masiva de especies de flora autóctonas
DANIEL PÉREZ/ÁGUILAS


Los vecinos de la Marina de Cope y El Garrobillo han lanzado la voz de alarma por la grave situación que la tortuga mora, una especie protegida y en grave peligro de extinción, está viviendo por las obras, que se están llevando a cabo en los alrededores, de la autopista Cartagena-Vera.

Decenas de máquinas son las que están trabajando a diario, desde el pasado mes de noviembre, allanando y preparando el terreno. Estas tareas están produciendo muchos movimientos de la tierra, con lo que están arrastrando a su paso a cientos de tortugas que se encuentran en periodo de hibernación y quedan desenterradas.

Los habitantes de Cope encuentran a diario decenas de estos ejemplares muertos o moribundos. Algunas pueden ser sanados por los propios vecinos pero otros es imposible pues aparecen en un estado demasiado lamentable.

Según comentan algunas personas de la zona han visto en varias ocasiones como un operario de las obras va recogiendo los restos que encuentra a su paso para ocultarlos.

Amenaza de extinción

La impotencia que llevan dentro es demasiado fuerte, ya que nadie se ha hecho responsable de este grave atentado, teniendo en cuenta que se trata de una especie en peligro de extinción.

El problema mayor aparecerá entre los meses de marzo a mayo porque en esas fechas esta especie es cuando acaban la hibernación y comienza su periodo de reproducción.

Las tortugas supervivientes saldrán a la superficie y será cuando se encontrarán con el peligro de que puedan ser aplastadas también por las máquinas. Además tendrán graves problemas de supervivencia al encontrarse con un entorno completamente diferente al que estaban habituadas y eso dificultará su reproducción que es vital para la supervivencia de esta tortuga tan especial.

Los vecinos se preguntan por el hecho de que si el entorno de las Cumbres de la Galera se declaró reserva biológica en 1998, cómo permite ahora la Administración que se ejecuten estas obras que conllevan un impacto medioambiental tan brutal.

Los habitantes de Cope, además, observan cómo se está destruyendo parte de la flora endémica de arbustos y monte bajo. Es lo que está ocurriendo con el acebuche, el espino, el tomillo, el tomillo blanco, romero o el esparto.