El Naturalista Digital

noticias . sostenibilidad . medio ambiente . Región de Murcia . fauna . naturaleza . vegetación . flora

2/07/2005

ANSE, más de 30 años censando las Aves acuáticas en la Región de Murcia.

El pasado miércoles, 2 de febrero, se celebró el Día Mundial de los Humedales. Con tal motivo ANSE hace público los resultados de sus más de 30 años de censo de este grupo de aves, destacando cuales son los humedales más importantes, así como las especies que viven en ellos.

ANSE acaba de terminar el trabajo de campo del Censo Invernal de Aves Acuáticas Murcia-2005, en el que han participado más de 30 ornitólogos y se han censado todas las aves acuáticas de más de 40 humedales de la Región de Murcia.

A lo largo de más de 30 años, desde 1972, ANSE ha desarrollado una importante labor de investigación dirigida a conocer los humedales y las aves que los habitan.
Las Salinas de San Pedro del Pinatar, el Mar Menor y los humedales que lo rodean (playa de la Hita, El Carmolí, Lo Poyo y Salinas de Marchamalo), junto con los embalses de Santomera y el Azud de Ojós, destacan como los humedales de mayor importancia regional.
Entre las especies más abundantes destacan la Gallineta Común, Zampullín Cuellinegro, Cormorán Grande, Ánade Azulón, Focha Común, Correlimos Menudo, Gaviota Picofina y Correlimos Común. También se han observado aves tan raras como la Malvasía Cabeciblanca, El Calamón Común, Espátula Común, Porrón Pardo y Porrón Moñudo, auténticas joyas de la ornitofauna europea. Muy destacable resulta la presencia de Serreta Mediana en el Mar Menor, siendo la primera o segunda localidad más importante de España, según los años.
El Censo Invernal de Aves Acuáticas describe la invernada de las especies de aves acuáticas y su distribución geográfica en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia durante el mes de enero, ya que es ahora cuando estas aves se encuentran fijadas a una localidad concreta, sin desarrollar movimientos importantes La información recogida tiene como objetivo principal conocer la cuantía e importancia de los efectivos poblacionales y su localización geográfica para cada especie.
En el último informe publicado, el de 2004, participaron 37 ornitólogos, se censó 41 humedales y 8.167 aves pertenecientes a 59 especies diferentes.
Los humedales en Murcia presentan distintos grados de protección, unos son Parques Regionales, como las Salinas de San Pedro del Pinatar, aunque otros muchos no cuentan con ninguna figura de protección. Sin embargo, ni unos ni otros se libran de tener problemas. Así en el Parque Regional de las Salinas de San Pedro del Pinatar, el más importante de nuestros humedales, se está a punto de empezar las obras de ampliación y mejora del firme de la carretera que la cruza. Esto supone una seria amenaza para las Salinas y sus habitantes por varios motivos: la pérdida de la franja de ribera de poca profundidad rica en limos y alimento afectada por la ampliación y el aumento del número de vehículos que previsiblemente circularán así como su velocidad. Esto último es especialmente preocupante debido al riesgo constante de atropellos de la fauna de las Salinas, algo que tristemente ocurre frecuentemente. Otros humedales, también protegidos, como las Salinas del Rasall, situadas en el Parque Regional de Calblanque, sufren un lamentable estado de abandono que podría provoca su desecación total, tal y como ya ha sucedido en el pasado, debido a que no se bombea agua de mar a sus estanques. Por otros motivos habría que comentar lo que sucede en la laguna del Mar Menor. En primer lugar se produce una elevada mortandad de aves buceadoras al quedar atrapadas en las artes de pesca de la laguna, muriendo numerosos Zampullines Cuellinegros, Somormujo Lavanco y Cormorán Grande, como especies más afectadas. Y, en segundo lugar, el aumento del tráfico de embarcaciones a motor produce continuas “huidas” de un extremo a otro de la laguna a especies tan importantes y sensibles como la Serreta Mediana. El Azud de Ojos, viene sufriendo unas obras de dragado y modificación de sus riberas que están suponiendo la eliminación de la banda de vegetación, carrizal, con un impacto sobre la avifauna aún por aclarar, pero que puede estar suponiendo serios problemas para aves como el Calamón y las Garzas del Azud.
Es necesario, por tanto, un intenso seguimiento científico, una eficaz protección y adecuada recuperación de estos espacios por parte de la administración. También debe potenciarse una acercamiento de los ciudadanos a los humedales y concienciarlos en la necesidad de su conservación, dando a conocer su importancia tanto a nivel ecológico como cultural.
En España, los censos de aves acuáticas invernantes constituyen uno de los programas de seguimiento de avifauna que se desarrollan regularmente, y el más antiguo. Su inicio se remonta a la década de los sesenta, cuando la Sociedad Española de Ornitología (SEO) comenzó a implantar aquí los, ya por entonces tradicionales en otros países, censos de invierno y estableció la coordinación nacional de los mismos. Actualmente, desde 1989, con el traspaso de competencias en esta materia, las comunidades autónomas pasan a coordinar los censos. Sin embargo la Administración Regional de Murcia no ha contado demasiado con ANSE para esta labor, y solo en unas pocas ocasiones se ha producido la colaboración entre Administración y Asociación Naturalista. Si tenemos en cuenta que ANSE cuenta con más personal cualificado para esta labor que la propia Administración, siendo ésta la que tiene las competencias y la responsabilidad en este tema, desde ANSE, se tiene la convicción de que la colaboración entre ambas es una obligación y el camino a seguir en el futuro.