El Naturalista Digital

noticias . sostenibilidad . medio ambiente . Región de Murcia . fauna . naturaleza . vegetación . flora

1/25/2005

SAN JAVIER: El alcalde quiere que se inicien ya las obras de un complejo turístico en La Perdiguera

Los ecologistas tildan de «disparate» el proyecto de Tomás Fuertes para la isla


ALEXIA SALAS/SAN JAVIER

El proyecto para construir un complejo turístico en La Perdiguera, una de las islas mayores del Mar Menor, ha salido del cajón donde se guardó hace varios años y está de nuevo sobre la mesa de su propietaria, una sociedad cuya cabeza visible es Tomás Fuertes, del grupo ElPozo. Así lo anunció ayer el alcalde de San Javier, José Hernández, quien afirmó que «ya se está trabajando en el proyecto y este año tiene que iniciarse para que la isla se convierta en un recurso turístico». Hernández señaló su intención de fomentar la transformación de La Perdiguera como uno de los objetivos para este año, bajo su presidencia, por orden rotativo, de la Mancomunidad Turística del Mar Menor, que integran los ayuntamientos de San Pedro del Pinatar, Los Alcázares, Cartagena y San Javier. «Para que se recupere de su estado de abandono, la isla debe tener unos nuevos pantalanes para que atraquen los barcos, unas playas limpias y chiringuitos de calidad», afirmó el alcalde. Hernández aseguró que ElPozo «no tendrá ningún problema para construir hoteles allí». Este islote de origen volcánico padece desde hace años un deterioro continuo por la falta de limpieza y mantenimiento, a pesar de que cuenta con cinco figuras diferentes de protección, cuatro de ellas internacionales. Los chiringuitos ilegales que funcionan en la isla y el vertido de las aguas residuales al Mar Menor han sido denunciados en los últimos años de forma reiterada por los ecologistas. Para el portavoz de la Asociación de Naturalistas del Sureste, Anse, Pedro García, «es sorprendente e inadmisible que el alcalde se atreva a plantear el disparate de construir en La Perdiguera». «Quiero pensar que un empresario como Tomás Fuertes no cometerá la torpeza de desarrollar urbanísticamente la isla». «Es una pocilga»Los ecologistas sólo verían «admisible en la isla alguna instalación de temporada que se desmantelara después de la temporada turística». «La isla se puede recuperar, pero con el acceso controlado», señala Pedro García, lo cual impediría las excursiones diarias que se programan desde La Ribera. El portavoz ecologista denuncia que «la isla es ahora una pocilga más que un espacio natural» y recuerda que, hace años, llegó a trasladar parte de la basura de La Perdiguera hasta la puerta del Ayuntamiento de San Javier. García afirma que «el Ayuntamiento ha permitido la ilegalidad y ahora la aprovecha para hacer algo más grave, que es urbanizar la isla». El presidente de Anse cree que «no podrá llevarse a cabo un proyecto de construcción en la isla, por los grados de protección que tiene, pero estaremos atentos». «Demandamos una respuesta del consejero de Medio Ambiente» sobre el futuro de La Perdiguera.

LA VERDAD, 22 ENERO 2005